domingo, 13 de octubre de 2019

No hay descripción de la foto disponible.

FEMICIDIOS: análisis de la conducta y perfil del autor desconocido en una investigación criminal. Conferencia de Laura Quiñones Urquiza y Dr. Ramiro Ramos Osorio, Fiscal de Graves Atentados contra las Personas, Salta. Coordina: Ana Spagnuolo, el Martes 22/10, Aula 3-1 de 16.30- 17.30 h. Informes e inscripciones: aap.org.ar

La imagen puede contener: 3 personas, incluidos Felix Pelo y Laura Quiñones Urquiza, personas sonriendo, personas de pie
Foto perteneciente a la Policía De la Provincia de Salta: Comisario General Lic. Félix Pelo Director del Instituto de Educación Policial, Laura Quiñones Urquiza y Comisario Mayor Licenciado Gerardo Aberistain, Subdirector General de la Policía de Salta

Fuente: La Gaceta de Salta:

Laura Quiñones Urquiza enseña el urgente arte de perfilar criminales, ella lee en una escena del crimen datos para delimitar la personalidad de un delincuente.

La escena de un crimen puede ser inescrutable, para algunos. Para una persona capacitada, en cambio, esa escena dice mucho. Laura Quiñones Urquiza pertenece a este segundo grupo: es capaz de leer y analizar una escena, descubre huellas de una personalidad, donde otros sólo ven manchas de sangre, por dar un ejemplo. Ella es perfiladora criminal y la semana pasada estuvo en Salta brindando un seminario intensivo sobre Técnica de Perfilación Criminal de Homicidios y Delitos Sexuales a mujeres y niñxs.

El arte de perfilar delincuentes puede tener sus daños colaterales. En más de una ocasión ella evocó esta advertencia con letanías nietzcheanas: el que lucha con monstruos deberá procurar no convertirse en uno de ellos.

“El rol del perfilador es colaborar en una investigación criminal cuando algunos recursos de la investigación policial se han visto agotados. Lo que hace es un informe técnico consultivo que reduce el número de sospechosos, siempre fundamentando sus dichos, con la investigación policial, que siempre es muy valiosa, el informe médico legal”, dijo a LA GACETA.  El perfilador reúne todos los datos que puede: autopsias, los dictámenes de los criminalistas de campo (los que van al lugar del hecho y levantan las pruebas) y luego, con todo ese material reunido, lee. Uno puntos. Descarta hipótesis, forma otras.

Un perfilador, advierte, debe actualizarse todo el tiempo. Habla de su capacitación: psicología, diplomatura de criminología, criminalística en Derechos Humanos, especialización en perfilación criminal. Pasó por universidades argentinas, españolas, inglesas. Nunca, enfatiza, hay que parar de actualizarse.

Siempre hay un caso que marca un antes y un después. En el caso de Laura, hay dos.  Uno es el caso de un homicidio a un hombre de edad, a un adulto mayor; el otro fue un delito tecnológico, que consistía en amenazas,  hostigamiento, hackeo a un hombre y a su familia. En esa ocasión Laura analizó el modus operandis, es decir los elementos que utilizaba para ocultarse, para reiterar las agresiones y también el sentido psicológico de quién podría tratarse. Qué le preocupaba para llegar a ese punto y a esa obsesión con ese hombre y su familia. Hizo ese trabajo para sacar el perfil del probable autor, es decir el quien, el por qué y el para qué.

Hace hincapié en la investigación científica. El instinto o el olfato no son serios. O no alcanza. “El olfato existe, pero uno no lo puede fundamentar desde el punto de vista científico y tampoco sería serio que uno vaya y diga “mi olfato me dice” tal cosa. A veces sí existe, a veces no. Por lo general lo que a mí me resulta interesante es cuando admite que tiene ciertas limitaciones. Eso es lo importante: saber que uno no sabe ciertas cosas”, dijo.

En Salta disertó sobre casos en los que ella participé, o de casos en los que ella consultada; también casos a los que tuvo acceso sólo para capacitación.

Respeta cada uno de esos casos, a tal punto de que no permitió a los asistentes fotografiar las imágenes que proyecto. “Estamos hablando de víctimas, sino es un espectáculo de gore”, dijo.

La capacitación es necearia porque los métodos cambian. “Violaciones hubo siempre, homicidios hubo siempre, amenazas hubo siempre, pedofilia hubo siempre. Lo que cambió es el modo de hacerlo, el modo de ocultarse y de distribuirlo. Son delitos que se van agiornando… los delitos que  uno conoce en la vida diaria también se han agiornado al aspecto informático. Antes existía el sátiro que iba a la puerta de los colegios y debajo de un tapado le mostraba los genitales a los niños, para asustarlos, para escandalizarlos. Eso está pasando al tema del Sexting, que van hombres, o mujeres adultas que envían imágenes de ese tipo, de desnudez, a menores. Y eso tiene por función naturalizarlos, irlos ablandando, hacerlos entrar en confianza para que ellos hagan lo mismo”, advirtió.

¿Qué perfil es más difícil analizar? Un abusador, un homicida. ¿quién se oculta mejor?

A estas preguntas respondió:  Quién se oculta mejor es una pregunta interesante. Quién se oculta mejor: el que persevera más tiempo. El serial es el que se oculta más tiempo. Y a veces hay seriales que no conocemos. Cuántos homicidios y violaciones hay sin castigar o hay personas falsamente acusadas, eso quiere decir que a veces existe el crimen perfecto, por más que se investigue bien, a veces existe.

Laura Quiñones Urquiza colabora con los medios de comunicación. Entrevista a presos en las cárceles, para Telefé.

De su experiencia lo que más la ha impresionado es la gente que todavía tiene fe en que los detenidos pueden recuperarse esas personas. “En criminología nosotros tenemos que apostar a eso también. Yo veo gente que va por poca plata a enseñar, incluso van gratis. Entocnes esa, para mí, es la gente que vale”, dijo. Y acotó que la voluntad está, pero tiene que ver también con el click en las personas de querer cambiar y de las oportunidades que les den. Por lo general sólo tienen oportunidades delictivas y no oportunidades sociales de reinserción.

Desde la ficción, en los últimos años, se abordaron en numerosas ocasiones a los asesinos seriales. Algunas de estas películas, libros o historietas muestran algunos signos de alarma en la niñez. Uno de esos signos tiene que ver con dañar a los animales. Consultada sobre el tema, la especialista evocó la tríada de Macdonalds: enuresis, piromanía y maltratoa animales. Eran, para Mcdonalds, los tres signos claves para detectar si uno era un asesino en serie o no. “Los asesinos en serie que él había entrevistado tenían esos signos previos en la infancia, como precursores en la infancia. Pero su muestra fue pequeña, no más de 100 personas, no alcanza para hacer una teoría criminológica a nivel mundial”, dijo.

-¿Cómo influye lo social en cierto tipo de delitos. Pregunto esto porque en Salta los índices de violencia hacia la mujer están sistemáticamente por arriba de la media nacional?

Laura respondió: “Existen tres fuentes de riesgo delictivo o criminógeno: las personales, que pueden estar incluidas las familias o pueden estar incluidos los riesgos sociales o contextuales o situacionales. Lo que vos me estás describiendo es un delincuente, que ve en su casa es admitida la violencia hacia la mujer, un hombre así difícilmente se amolde a otro tipo de patrón, de convivencia con mujeres. Pero eso no quiere decir que no sea rehabilitable o reeducable. Hay distintos factores de riesgo criminógeno, por ejemplo para ser pedófilo no hay una fuente de riesgo social, esa es una fuente de riesgo personal, tiene que ver con la perversión de cada uno”.

sábado, 21 de septiembre de 2019

YO LE ROBABA A LOS CHINOS

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas
Matías Ezequiel Novarese de 22 años, fue condenado a reclusión perpetua por doble homicidio y robo calificado, está detenido hace dos años y medio. Nació y se crió en Villa Lynch, partido de San Martín. Su padre era narco y su madre ama de casa. Tiene siete hermanos. Tuvo muy poca relación con la madre, se crió con los abuelos maternos; la madre lo abandonó y se fue a vivir a Chivilcoy. Hizo el colegio primario, comenzó el secundario pero abandonó en segundo año. “Empecé a robar a los 15 años con los pibes del barrio, era mala junta, pibes que se dedicaban a robar. Ellos me dieron el primer fierro, hacíamos entraderas, yo ajustaba y me llevaba lo que había en la casa. El botín más grande fueron 300 mil pesos, fue una casa al voleo. Uno se da cuenta que hay plata por la estética de la casa y la zona donde estaba ubicada. No tengo idea cuántas entraderas hice, pero fueron un montón”, cuenta. Trabajó en la carnicería de su tío y con el tiempo intentó poner su propia carnicería, le fue mal y tuvo que cerrar. Mientras tanto seguía robando. En julio de 2017, entró a robar el supermercado de chino que estaba ubicado al lado de su casa, su tío tenía la carnicería justo pegada al comercio. Era de noche y el local estaba cerrado. Era la primera vez que hacía él solo un escruche. Fue por los techos de la casa hasta el galpón, una vez que ingresó el dueño quiso impedir que robara, él lo apuñaló hasta matarlo; luego mató a la mujer de la misma forma, “le di siete puñaladas a ella y doce al otro, fue la desesperación por salir, eran ellos o yo”, intenta justificarse en su charla con Mauro Szeta. Su tío lo reconoció por las grabaciones y lo entregó, habían pasado cinco días del hecho. Hoy en el penal maneja uno de los pabellones de población, tuvo varias disputas con otros internos que querían quedarse con su lugar. “Estoy totalmente arrepentido porque me arruiné la vida y la de mi familia, quiero pedir perdón”, dice. La entrevista completa de Mauro Szeta y el análisis de Laura Quiñones Urquiza Aquí
No hay descripción de la foto disponible.

Taller de Técnica de Perfilación Criminal aplicada a Delitos Sexuales y Homicidios a la policía de la provincia de Salta a cargo de la Dirección General de Educación Policial, en la Escuela de Cadetes General Martín de Güemes, Provincia de Salta, el  26 y 27 de septiembre de 2019 a las 8.30 h 

Instituto Nacional de Estudios Superiores en Derecho Penal

Imagen

Taller de 17 a 20.30 h de Técnica de Perfilación Criminal aplicada a Delitos Sexuales, dirigida a los alumnos de la Licenciatura de Derecho Penal del Instituto Nacional de Estudios Superiores en Derecho Penal (INDEPAC). Auditorio de la Alcaldía de Iztacalco, Ciudad de México. 19 de septiembre de 2019. 

jueves, 5 de septiembre de 2019

ENTREVISTA DE JORGE LANATA A LAURA QUIÑONES URQUIZA EN HORA 25

PRIMERA PARTE: 



SEGUNDA PARTE: 


XII REUNIÓN DE ABOGADOS PENALISTAS DE MÉXICO

La imagen puede contener: texto


10 a 10:45 h. Conferencia "HEMATOFILIA CRIMINAL", análisis de casos desde la Técnica de Perfilación Criminal, por Laura Quiñones Urquiza en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca

YO Y MI MUJER

La imagen puede contener: 2 personas, incluido Laura Quiñones Urquiza, personas sentadas

Antonio Pelegrno Gallucio Sai, alias “Viejo Larry”. Tiene 52 años y está condenado a reclusión perpetua por homicidio doblemente calificado con alevosía y criminis causa. Lleva 8 años detenido. Se crió en Lanús, su padre tenía una empresa dedicada a hacer picanas eléctricas para usar en el campo; por su alcoholismo los socios lo apartaron y terminó siendo empleado. Su madre era ama de casa hasta que tuvo que salir a trabajar como empleada doméstica cuando el padre entró en desgracia. Antonio presenció muchas veces maltratos verbales y físicos del padre. Tuvieron tres hijos, Antonio fue el del medio, ninguno de los otros dos delinquió. Antonio cursó el primario y el secundario con normalidad; se recibió de dibujante publicitario pero no llegó a ejercer, “es que pagaban dos mangos, no me servía, yo quería tener mis cosas. Así que me dediqué a ser chorro. Arranqué a drogarme con pastillas, marihuana y después vino la merca que me arruinó. Vivía de gira, yo no tenía un mango y alrededor mío había todos pibes de guita, yo quería plata y arranqué a cortar autos; de ahí pasé a hacer raid delictivo, arrancábamos una avenida y la pelábamos completa, imagínate que robábamos avenida Mitre desde Avellaneda a Wilde”, cuenta. Cuando empezó a robar lo hacía diariamente, a los 22 años para salvar su vida tuvo que tirotearse con un custodio de una curtiembre, “no lo maté, pero le di varios tiros”. “Después de los raids y los autos, pasamos a hacer salideras bancarias y al tiempo blindados. Yo robaba con La Garza Sosa (era mi cuñado), con Murdock, con Tractorcito; con el que nunca robé es con el Gordo (Valor) porque para mí siempre fue un cobani”, la bronca con Valor era tan grande que ni siquiera aceptaba compartir pabellón con él. Se tiroteo varias veces con la policía, una de ellas fue tras un robo al Banco Itau de Rivadavia al 7000. Su primera mujer delinquía junto a él, los dos cayeron detenidos. Ella salió antes de prisión y volvió a robar con otro grupo, durante el asalto a una financiera la mató la policía. Pasó más tiempo en prisión que afuera, en la cárcel perdió un pulmón y fue apuñalado varias veces. En el 2001 empezó a secuestrar, “se hacía un par de días de logística y le caíamos a la víctima; si el pibe era del mismo barrio que yo, se lo entregaba a otro y ese me daba una parte de la guita. En un secuestro llegamos a sacar 1 millón de pesos. Nunca me dio pena un secuestrado porque siempre fueron gente de mucha guita”, dice. En el 2004 se fugó de la comisaría 1ra de Lanús cortando una reja de un patio, estuvo prófugo 1 año y medio. Estando prófugo asaltaron un camión de pilas en Barracas y, luego de una balacera infernal, lo agarró la policía. Estando preso en Campana conoció a su última mujer. Por intermedio de ella se empezó a relacionar con punteros políticos quienes empezaron a contactarlo para robar para la política. “Nosotros nos vestíamos como policías y cortábamos los camiones que traían las drogas oncológicas pagadas por el Estado cuando cruzaban el puente Zarate-Brazo Largo; los datos nos los daba una puntera política que después fue concejal, por cada camión nos quedábamos 4 millones de pesos”, cuenta. Esta mujer decidió no pagarle uno de los camiones y él fue a buscarla para reclamar su parte, “la encontré a la madre y me dio una plata, al otro día apareció asesinada la madre y me acusaron a mí, yo no lo hice”, asegura. Tiene HIV desde hace 30 años, actualmente vive en un pabellón de población. No tuvo hijos y su familia no lo visita. La entrevista de Mauro Szeta y en análisis de Laura Quiñones Urquiza para Telefé Noticas Aquí

jueves, 29 de agosto de 2019

PSICÓPATAS INTEGRADOS


Psicópatas Integrados, Delincuentes Sexuales, Potenciales homicidas y Criminología del Desarrollo en el programa "4 Caras Bonitas"  conducido por Diego Sucalesca acompañado por Anabel Cherubito, Tamara Bella, Pollo Cerviño y Hernán Villar, en Canal de la Ciudad

sábado, 24 de agosto de 2019

CAPACITACIÓN A MAGISTRADOS Y FUNCIONARIOS DE MISIONES

La imagen puede contener: 3 personas, incluido Laura Quiñones Urquiza, personas sentadas e interior

Acto de apertura del Taller de Técnica de Perfilación Criminal aplicada a Delitos Sexuales y Homicidios, a cargo del Dr. Froilán Zarza, Presidente del Superior Tribunal de Justicia y de la Dra. Liliana Mabel Picazo, Ministra del STJ, quienes resaltaron la importancia y la perspectiva distinta de abordaje para este tipo de delitos. El perfilado es una técnica de investigación criminológica mediante la cual pueden llegar a identificarse y determinarse las principales y distintivas características de personalidad, de relación social y de comportamiento de determinados delincuentes, basándose en las evidencias observables en el crimen, o la serie de crímenes que se han cometido, en la forma en la que se han llevado a cabo, y en el estudio de los diferentes escenarios en los que éstos han tenido lugar. El objetivo principal de esta técnica es colaborar en la investigación de determinados delitos, aportando información de utilidad a la policía para la captura de un delincuente desconocido. Asimismo intenta separar a los delincuentes de la población general, por lo que se constituye en uno o más de los instrumentos del proceso de la identificación individual de los mismos. El taller se dictó en dos módulos, uno sobre delitos sexuales y el otro referido a homicidios y participaron ministros, magistrados, funcionarios y agentes del poder judicial de las ciudades de Eldorado y Posadas